“13 reasons why”

Descargar PDF

Una invitación a verla y reflexionar

Mucho se ha hablado y opinado sobre esta serie de Netflix, basada en una novela, señalando que no es recomendable que la vean los adolescentes, debido a los posibles riesgos que podría tener en ellos, pero me gustaría destacar algunos aspectos sobre los cuales nos podría beneficiar la serie.

Es una serie que recomendaría a todos aquellos padres con hijos adolescente y también a todos quienes trabajan con adolescentes, tales como profesores de enseñanza media y profesionales de la salud.

Permite acercarnos a su mundo de una manera intensa y sin censura, de una forma un tanto cruda y quizá muy explícita en ciertos momentos, pero nos da la posibilidad de ser espectadores directos de lo que nuestros adolescentes están viviendo, sintiendo y experimentando día a día. Algunos adultos podrán pensar que lo que aquí se narra no corresponde a nuestra realidad chilena, pero lamentablemente así ocurre en nuestros colegios, por supuesto que con algunos matices culturales, pero con los mismos temas de fondo.

La serie aborda temas actuales, como bullying, acoso, depresión, ansiedad, conflictos con los padres, sexualidad, identidad sexual, y muchos otros, pero desde la perspectiva de los adolescentes y no desde los adultos, como suele ocurrir.

Como adultos, muchas veces estamos tan alejados de las vivencias y experiencias de nuestros adolescentes, que nos cuesta empatizar con ellos y poder hablar sobre ciertos temas, aunque incluso sean nuestros hijos.

Esta serie, desde mi punto de vista, abre la posibilidad de que por un lado miremos las dificultades que ellos están viviendo, pero desde su propia mirada y no desde nuestra posición de adultos y también la posibilidad de hablar sobre estos temas con nuestros hijos o alumnos, sin prejuicio, sin miedo y sin juzgar, porque los conflictos están presentes, que no los queramos ver es otro tema.

Por otro lado, los adultos tienden a minimizar el sufrimiento de los adolescentes, restándole importancia a las causas de ese sufrimiento, siendo incapaces de empatizar con su dolor, lo que trae como consecuencia que el adolescente se resista aún más en buscar la ayuda de un adulto, cuando la necesite.

Dejo abierta la invitación para que los padres y adultos que trabajan con adolescentes la vean y puedan reflexionar cómo estará viviendo mi hijo o mis alumnos todos estos temas que se muestran en la serie, como se darán esas dinámicas que ahí se muestran en el colegio de mis hijos o en el que yo trabajo, a qué señales debo estar atento en un adolescente.

Además, muchos adolescentes ya la han visto o la verán y cuando ellos acudan a nosotros dándonos la posibilidad de profundizar en alguno de esos temas que probablemente lo toca directamente, porque es algo que están viviendo, ¿qué les vamos a decir?, ¿no es recomendable que veas esa serie? Claramente no es lo que necesitan y nos estaríamos perdiendo una oportunidad enorme de poder apoyarlos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *